lunes, noviembre 29, 2021

La bóveda de la 6


Foto: Alcaldía Fusagasugá

El viernes debido a la falla presentada sobre la Avenida de Las Palmas con carrera 6 se convocó el Comité de Manejo de Desastres, en este Comité participaron; EMSERFUSA, Secretaría de Agricultura Ambiente y Tierras, Dirección de Gestión del Riesgo, Secretaría de Movilidad, Secretaría de Infraestructura, Cuerpo de Bomberos, Defensa Civil y Cruz Roja.

El sábado se reunieron y se definió que el domingo a primera hora los Operarios de la División de Alcantarillado de EMSERFUSA iniciaran labores de reposición y rehabilitación en la zona afectada.

Es de esperar que el estudio adelantado por las personas competentes haya determinado el menor riesgo para la ciudad y la ciudadanía. El colapso presentado en la sexta corresponde al techo de la bóveda que lleva el cauce de la Quebrada 'La Parroquia'.

El domingo temprano los operarios de EMSERFUSA con maquinaria amarilla iniciaron labores, con una buena jornada de trabajo en la tarde ya estaba solucionado el problema visto, solo falta esperar que el cemento seque, “fragüe”. La espera podrá ser de una o dos semanas.

Es necesario recordar el hecho de que en varios puntos de la ciudad se ha construido sobre antiguas quebradas o hilos de agua, quienes han desarrollado la ciudad en lo urbanístico han pensado que es mejor tapar una quebrada y darle paso al pavimento y al cemento.

En los últimos tiempos ya podemos sumar cuatro serios problemas generados por el “avance” urbanístico de Fusagasugá.

  • Avalancha 2014
    La avalancha del 30 de octubre del 2014 cuando en medio de un fuerte aguacero, el agua encontró su cauce taponado y se desbordó avanzando hacia el centro de la ciudad con fuerza y velocidad. De dicho evento recordamos una víctima fatal, varios heridos y casi un centenar de damnificados

  • “box culvert” en diciembre del 2017

    El gran hueco presentado en el “box culvert” en diciembre del 2017 por el sector de Pekín donde se temió por la suerte de varios edificios vecinos

    El permanente acumulado de barro y desperdicios en el sector del Terminal, cada vez que hay fuertes aguaceros y baja el agua sin control hasta el desnivel del Terminal, aún no se han presentado consecuencias que lamentar.

    Ahora, el colapso de la bóveda en la carrera sexta, afortunadamente sin mayores consecuencias.

    ¿Será tan difícil entender que este es un problema serio al que toca prestarle la más seria atención? Impulsará la alcaldía un completo estudio que permita prever y anticipar soluciones al complejo mapa subterráneo de la ciudad? Sabe alguien si eran; 10,15, o 20 quebradas o hilos de agua que pasaban por Fusagasugá?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario